Informaciones, interpretaciones, comentarios y opiniones sobre la actualidad acontecida en la época de la glocalización

16 mayo 2006

Una incipiente bola de nieve en plena primavera

Parece que las concentraciones del pasado domingo sobre la vivienda no fueron tan mal como algunos deseaban y otros cacarean sin atenerse lo más mínimo a su repercusión.

Según se publica en la página web de la Segunda Sentada por una Vivienda Digna, debido a la grata sorpresa por la participación y el resueno que tuvo la anterior iniciativa, ya se han concretrado para este día 21 nuevas concentraciones. Serán en las mismas ciudades que la semana anterior, pero dos horas más tarde, así que a las 19 horas. Para el mes de julio está prevista una tercera sentada. Es decir, que de momento no va a quedar todo en flor de un día, si no que hay una incipiente bola de nieve que va creciendo en primavera.

Una cifra: en España existen entre tres y seis millones de pisos y casas vacías, según reconoce el propio Ministerio de la Vivienda. Es decir, entre tres y seis millones de propietarios que:

a) han invertido en vivienda para donarla a sus hijos (nada que objetar);
b) es una segunda vivienda, para el fin de semana o el verano (poco que objetar) o
c) han invertido en vivienda como el que invierte en la bolsa, a la espera de que el precio esté tan disparado que se pueda forrar. Pero con una diferencia, la vivienda es un derecho público y para algunos una inversión. La bolsa sólo es inversión. Los que compran pisos como si fueran acciones son aquella especie tan protegida en este país de los carroñeros, que trafican con las necesidades e ilusiones de los demás sólo en beneficio de su bolsillo; son los mismos que, siendo socios del F.C.Barcelona compran una entrada a 60 euros para revenderla a otro socio a veinte veces más. Es éste el país de la picaresca, y quien no corre vuela. El fraude de los sellos se ha debido a que el pequeño inversor pagaba más por cada sello de lo que valían en realidad. ¿Porqué invierte sus ahorros la gente sin tener conocimientos? ¿Es que nadie se acuerda que los duros no valen cuatro pesetas? Pero ése es otro tema. Hablaba de pisos. ¿No es fraude ya que un piso tenga un valor en el mercado de más del triple de lo que cuesta?

El éxito de las sentadas del pasado domingo cogió por sorpresa a los medios tradicionales, aunque después se han hecho eco y han ayudado así a darle más visibilidad al problema. El pasado domingo las sentadas fueron la primera noticia del Telediario de La Primera a las 21 horas. Además la iniciativa fue noticia de portada en el informativo de la cadena europea Euronews, apareció en las páginas de todos los diarios españoles, en la mayoría de boletines de radio y televisión, ha provocado centenares de cartas al director, etc. Para calibrar la velocidad a la cual está creciendo la bola de nieve, sólo cabe destacar que la web de atención al ciudadano de Madrid ha recibido miles de comentarios en la sección sugerencias y reclamaciones preguntando la razón por la cual están tan caros los pisos.

Es también comentable un hecho singular: la cámara de videovigilancia que el ayuntamiento de Madrid (sí, ésas que lo vigilan todo) tiene instalada en la puerta del Sol tuvo un fallo técnico a partir de las cinco de la tarde del domingo hasta iniciada la noche, con lo que no se puedo documentar la cantidad de gente que hubo en la plaza. No es poca curiosidad que a la misma hora, pero a más de 500 quilómetros de distancia, la cámara de videovigilancia en la Plaça Catalunya de Barcelona tuviese un fallo técnico similar. Tampoco aquí hay imágenes de las concentraciones más allá de las que hicieron los propios jóvenes o los medios. Madrid y Barcelona nunca habían coincido tanto.

He encontrado una buena crónica-reportaje realizada en el blog Macro Mundo; Mirando el planeta, sobre la sentada, concentración, manifestación y esporádicos incidentes del pasado domingo en Madrid. Aquí se desmonta la teoría de las 1.000 personas, y narra de forma fehaciente todo lo que allí ocurrió.

Si la convocatoria de la primera sentada funcionó a la perfección por internet y SMS, la segunda no debería ir peor, una vez ya conocida su resonancia. Decía ayer Fernando Ónega en 59 segundos que si los jóvenes quieren modificar algo deben ser constantes y hacer lo que hacen los agricultores, pescadores, camioneros, ramaderos: cortar autopistas, bloquear comunicaciones, etc. Sería triste que para hacerse oír y cambiar las políticas hubiera que parar un país. El tiempo dirá si hay otra salida o si la segunda sentada constituye el principio del fin de la movilización debido a sus pocos asistentes. De momento, que la bola siga creciendo, lenta pero segura.

LOCAL: hablando de pisos, el ayuntamiento de Sabadell se llena la boca cada vez que realizan una construcción de vivienda a precio protegido. Suelen decir que hacen mucho por la emancipación de jóvenes y la independencia de personas mayores. Pero, en realidad, la media es de una promoción de venta al año, con toda su propaganda en cuanto a primera piedra, sorteo, entrega de llaves y entrada en el piso, pero una sola promoción al año.
Por ejemplo: en los últimos dos:

· octubre 2004: sorteo de los pisos de Can Llong 2, alrededor de 100. A día de hoy, no están construidos aún, pero está prevista la entrega de llaves sobre Navidad.
· octubre 2005: sorteo de los pisos de Can Bordoll (Can Roqueta). Alrededor de 70. A día de hoy, hay problema con las empresas constructoras, según comentó recientemente a quien esto escribe la antigua presidenta de la asociación de vecinos de Torre-romeu, Marisol Martínez.
· diciembre 2005: entrega de llaves de los pisos de La Serra I. Alrededor de 100. El sorteo fue efectuado sobre el año 2003. Más de una queja de los propietarios con los malos acabados.
· noviembre 2006: primera piedra de los pisos de Can Llong 3.
· mayo 2006: sorteo de los pisos de Can Llong 3. Alrededor de 70.

En total, en los últimos 20 meses se han sorteado tres promociones de vivienda protegida en régimen de venta. En total, unos 250 pisos. Se debe valorar la iniciativa en su justa medida. Pero a ese ritmo el problema de la vivienda no se resolverá. Y sí, señor Bustos, ya sabemos que los ayuntamientos no tienen competencia en el tema, pero al ciudadano de a pie no le preocupa si la Generalitat o el Estado no los construye y, en cambio, los ayuntamientos sí. Al ciudadano le preocupa que hay pocos pisos de protección oficial, los haga quien los haga. Les da, nos da, igual de quien sea la competencia, sino que quieren, queremos, que los poderes públicos, resuelvan los problemas.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home