Informaciones, interpretaciones, comentarios y opiniones sobre la actualidad acontecida en la época de la glocalización

19 junio 2006

Comentarios 'posparto'

Ganó el 'seny' a la 'rauxa'. Ganó el movimiento al inmovilismo. Ganó la moderación y el gradualismo ante los que querían todo o nada: unos lo querían todo (ERC); otros no querían, ni quieren ni querrán nada para Catalunya.

Hace 16 horas de que se conocieron los resultados del referéndum. Supongo que algunos dirán que hace 16 horas que España ha desaparecido, pero parece que en la calle todo sigue igual que cada día. De momento, España no se ha roto. Y todavía me ha multado nadie por hablar en castellano, nadie me ha obligado a decir que quiero la eutanasia, no he visto más poligamia que ayer, ni hay colas en los hospitales para abortar.

Los resultados del Estatut han puesto de nuevo de manifiesto el carácter de algunos partidos y su talante poco democrático. Mientras Esquerra Republicana aceptó su derrota, felicitó a los ganadores y reconoció errores, el Partido Popular pide a Zapatero que se paralice el proceso, se apropia de todos aquellos que no fueron a votar (algunos fuimos a votar sólo para que el PP no hablase en nuestro nombre; quien no fue a votar, ahora que no se queje) y dice que el resultado de la votación es que "Catalunya da la espalda a Zapatero".

Si aceptasen la democracia, reconocerían que sólo cuentan los votos emitidos, y que las abstenciones no son de nadie. Ciertamente, el 49 por ciento de participación es una cifra baja (diez puntos inferior al referéndum por el Estatut de Sau, en 1979). Todos los partidos deberían reflexionar sobre el papel que han jugado en este proceso, porque es evidente que el cansancio sobre él ha influido en la desmovilización.

Pero de ahí a deslegitimar el resultado, va un trecho. De nuevo la simplificación que tanto gusta en las filas populares. Como ha votado menos de la mitad, suman los votos 'no' y los de la gente que no ha ido a votar, y les sale como resultado que sólo tres de cada diez catalanes han dicho 'Sí'. Así que no dicen ya que la mayoría de catalanes no aprueban el Estatuto, sino que se saltan un escalón y dicen que Catalunya rechaza a Zapatero. Como si fuese su Estatuto personal...

Cuando Manuel Fraga era 25 años menos prehistórico, el referéndum sobre el Estatuto de Autonomía de Galicia fue refrendado por sólo el 30 por ciento de gallegos. En aquella ocasión como ha recordado José Antich, director de La Vanguardia, Rajoy que era presidente de la Diputación Provincial de Orense. Y dijo que lo importante era el resultado, y no la abstención. Calificó el resultado como plenamente legítimo ¿Qué ha cambiado ahora, en un Estatuto votado no por un 30 por ciento sino por un 50 por ciento, y con un 74 por ciento de aceptación?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home